Cada Paso Adelante
Cambia Algo del Camino Entero
 
 
Carlos Cardoso Aveline
 
 
 
 
 
Un enfoque ideológico de la filosofía
esotérica niega la verdadera teosofía mientras
ofrece a la gente la ilusión de la sabiduría verbal.
 
 
 
* Las enseñanzas divinas no pueden hacer más que apuntar hacia un tipo de silencio bien informado en el que la Verdad fluye libremente, y en que están presentes las semillas de los sonidos sagrados.
 
* Antes de ser capaz de tomar decisiones correctas a corto plazo, el peregrino debe tener bien definida su meta a largo plazo.
 
* El mejor consejero de todo buscador de la verdad es el silencio que ilumina el centro de paz en su consciencia. En este lugar no espacial hay un eje de simetría que conecta al peregrino con la ley – y con la bienaventuranza – de la justicia universal. 
 
* Los que temen mirar a las verdades desagradables en realidad le tienen miedo a la Vida.
 
* Para alcanzar la victoria, hay que confrontar honestamente la derrota. Observando sus errores, el peregrino los corrige. Comprendiendo el sufrimiento, él elimina sus causas. Cuando acepta plenamente sus circunstancias, es capaz de trascenderlas y mejorarlas.
 
* El caminante no tiene necesidad de preocuparse demasiado si ve un paroxismo absurdo de egoísmo en las sociedades más prósperas de su época. Nada es eterno, excepto la Ley del Equilibrio. Todo es cíclico en la evolución humana, y los estallidos más violentos de ceguera moral no pueden durar mucho.
 
* El camino hacia la sabiduría es simple en el corazón del peregrino y complejo en el nivel de la mente. Y uno necesita tanto la mente como el corazón. Es necesario combinar simplicidad y complejidad, usando los dos lados del cerebro: uno de ellos está en armonía más directa con el corazón.
 
* Cada paso adelante cambia algo del camino entero y amplía la manera en que el peregrino ve sus pasos previos. Con cada nuevo esfuerzo uno deja de lado algunos apegos y se vuelve capaz de ver hechos hasta entonces invisibles.
 
* No hay lugar para la felicidad duradera dentro de los límites del yo inferior. El caminante debe trascender la prisión estrecha de la existencia “personal” para vislumbrar los horizontes amplios del altruismo.
 
* El contentamiento individual es el primer paso y la indicación inicial de que la voluntad de uno es más fuerte que el deseo. Este es el buen sendero, pues la irreflexión y el deseo provocan dolor, mientras que el pensamiento correcto y la voluntad correcta hacen posible tener libertad interior.
 
* El peregrino que obtiene un atisbo de los ciclos mayores del tiempo no ve ningún problema en la idea de estudiar teosofía por cinco décadas y lograr resultados modestos. Él sabe de primera mano que el aprendizaje del alma es invisible. Sería desastroso volverse entusiasta con respecto a su propio progreso. Él también está familiarizado con el hecho de que cada minuto cuenta, y cada pensamiento nuevo marca la diferencia.
 
* Quizás haya una especie de “orden” que corresponde a la mera rutina y a un apego a la forma. Esto, por supuesto, tiene poco interés en teosofía. La sabiduría da lugar a otro tipo de orden. La percepción de la unidad de todas las cosas revela una armonía natural entre los diferentes factores de la vida.
 
* Cuando el caminante tiene una meta principal elevada, todas sus actividades tienden a volverse mutuamente consistentes. Entonces el orden se torna parte de su método, la planificación se vuelve posible, se establece un ritmo estable, y el peregrino puede predecirse a sí mismo, a la vez que está abierto a la posibilidad de cambios repentinos en cualquier situación.
 
* Los varios tipos de dificultades que ahora desafían a nuestra civilización son parte de un ajuste kármico amplio. Lo correcto es enfrentar cada obstáculo de manera honesta, individual y colectivamente. La flexibilidad es tan importante como la firmeza. Son esenciales el  pensamiento positivo y la creatividad.
 
* Hay una razón profunda por la cual varias estructuras colectivas viven actualmente procesos de implosión.  Es que todas las formas de ceguera espiritual se destruyen  a sí mismas. La falta generalizada de ética y de buena voluntad está asociada al materialismo, al hedonismo y a la insensibilidad egocéntrica. La ignorancia allana el camino a la sabiduría a través de la ley del equilibrio. Lo que se planta, se cosecha. Cada error lleva a su corrección.
 
* Tal como recomiendan los Yoga Sutras, Libro II, 33-34, reemplazar sistemáticamente las acciones erradas por acciones correctas, y los pensamientos erróneos por sus opuestos, puede cambiar rápidamente el Karma para mejor en la vida de cada ciudadano. El axioma es igualmente válido para  todo país o grupo humano.
 
* La palabra “simple” no significa necesariamente “fácil”. Una tarea externamente simple puede involucrar complejidad interna, requiriendo una voluntad de hierro. La acción más simple es a menudo la más profunda. A veces resulta ser la más difícil y decisiva.
 
* Es importante que haya generosidad en los corazones, si se quiere construir una civilización durable. Esta ha sido una enseñanza universal, presente en el judaísmo, el hinduismo, el taoísmo, el bahaísmo, el confucianismo y la teosofía moderna, por nombrar solo unos pocos ejemplos.
 
* Las palabras de las enseñanzas teosóficas son de gran valor, siempre y cuando su poder vivencial sea preservado. Las palabras clásicas de sabiduría, cuando son leídas desde una perspectiva correcta, llevan al estudiante a una comprensión profunda de sí mismo, y a una reconciliación esencial con toda la vida.
 
* Las palabras de sabiduría apuntan a los principios universales que gobiernan el Libro de la Vida.
 
* La mejor manera de enseñar y de expresarse es a través de las acciones. El automejoramiento surge de prácticas diarias que fortalecen la voluntad de uno.
 
* Es correcta la idea de que un estudiante de filosofía debe hablar poco y enfocarse en sus acciones. Sin embargo, muchas veces  las palabras son acciones. La energía magnética de las palabras puede contener una chispa que enciende el fuego de la consciencia superior en aquellos cuyas almas pueden oír.
 
* Cada nación tiene una conexión colectiva con el reino superior del espíritu.
 
* La avenida silenciosa que conduce al mundo de arriba opera a través de los filósofos, poetas, místicos, líderes y pensadores de cada país, de cualquier siglo, una vez que estén, o hayan estado, enfocados en sus almas espirituales. Cuando un estudiante de la filosofía esotérica comprende que los escritos de tales pensadores son de hecho una parte viviente de la literatura teosófica, él ve que puede tener un diálogo en el plano esencial con pensadores de varias naciones y de épocas lejanas y recientes.
 
* Documentar las obras de grandes pensadores, darlas a conocer y hacer que sean estudiadas, forma parte del proyecto teosófico. Muchos textos y libros valiosos de tiempos anteriores han sido en gran parte olvidados, o distorsionados. Sin embargo, los buscadores perseverantes pueden estudiar a distancia con los Maestros del Altruismo que vivieron en diferentes naciones, en todas las épocas. Al hacerlo, el ciudadano de buena voluntad expande el contacto con su propio yo superior.
 
* Una manera efectiva de mantenerse libre tanto como sea posible de las ilusiones materialistas es seguir el consejo de Lucio Séneca y “hablar” y “escuchar” a través de los libros a los más grandes pensadores de todos los tiempos.
 
* Las obras de Helena Blavatsky y las Cartas de los Mahatmas nos ofrecen una llave para abrir las puertas del Tiempo y comprender correctamente a Epicteto, Cicerón, Marco Aurelio, Plutarco, Musonio Rufo, Leibniz, Spinoza, Francis Hutcheson, el barón de Holbach, Immanuel Kant, Ivan A. Il’in, el Talmud, el Dhammapada, los Vedas o la mitología antigua de todas las naciones, por nombrar unos pocos ejemplos. Tal estudio también nos ayudará a trabajar mejor por un futuro saludable.
 
* El filósofo brasileño Farias Brito escribió: “Nuestra finalidad es liberarnos de la esclavitud a la materia, lo cual significa romper la cadena de la muerte y regresar de la nada al ser, de la inconsciencia a la consciencia. (…) Pero para que esta liberación ocurra, o mejor dicho, para que este renacimiento o regeneración tenga lugar, solo hay una vía: el conocimiento, el cual es el proceso de regeneración de un ser caído, o su elevación de la nada a la realidad, de la inconsciencia a la consciencia.” [1]
 
* Una “ideología” es una visión simplificada de la realidad que le permite a uno tener una respuesta inmediata a toda cuestión posible, sobre cualquier tema, y que hace a las personas ingenuas creer que “lo saben todo” sobre la vida.
 
* Las ideologías políticas o religiosas son usadas como sustitutos de la búsqueda de la verdad. Son instrumentos al servicio de grupos o instituciones cuyo objetivo es tener poder sobre la gente. 
 
* Un enfoque ideológico de la filosofía esotérica niega la verdadera teosofía mientras ofrece a las personas la ilusión de la sabiduría verbal. En cada campo de conocimiento, la ideología es el discurso fácil que hace que la investigación directa parezca innecesaria, y que intenta desestimular o alejar a los buscadores de la verdad, formando en su lugar seres con muchas opiniones pero mentalmente ciegos.
 
* Mientras las visiones que tiene de la realidad dependan de un apego personal a las palabras, uno no puede realmente buscar la verdad en un sentido más profundo.
 
* Si nuestra visión de la vida obedece a opiniones fijas, o no está abierta a la búsqueda independiente  y a la observación directa de los hechos, estaremos limitados a la cómoda dinámica de la autoilusión.
 
* Para comprender la vida, toda orientación de segunda mano tiene que ser vista como una herramienta de importancia secundaria, sujeta a nuestra propia investigación y aprobación.[2]
 
* Los escritos de la teosofía original no son una Biblia que haya que memorizar y repetir. Ellos nos enseñan principios y un conocimiento que debe ser comprobado, puesto a prueba, confirmado y verificado con independencia en varios niveles de consciencia, algunos de los cuales están más arriba que el mero razonamiento. El proceso es lento y gradual; lleva más de una encarnación, pero la ayuda mutua facilita las cosas.
 
NOTAS:
 
[1] “Inéditos e Dispersos”, de Farias Brito, Editorial Grijalbo, São Paulo, Brasil, 1966, 550 pp., véase la p. 432.
 
[2] Esto es lo que la teosofía clásica dice. El movimiento teosófico no debe funcionar como una iglesia o congregación de creyentes unidos por la obediencia ciega.
 
000
 
El artículo “Ideas a lo Largo del Camino – 25” es una traducción del inglés y ha sido hecha por Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial, del cual forma parte el autor. Título original y link: “Thoughts Along the Road – 25”. La publicación en español ocurrió el 20 de marzo de 2019.
 
000
 
El grupo SerAtento, que funciona en portugués, ofrece un estudio regular de la teosofía clásica e intercultural enseñada por Helena Blavatsky (foto).
 
 
Aquellos que deseen unirse al e-grupo SerAtento en YahooGrupos lo pueden hacer visitando https://br.groups.yahoo.com/neo/groups/SerAtento/info.
 
Los interesados en participar de nuestro e-grupo de estudios teosóficos en lengua inglesa, E-Theosophy, deben visitar https://groups.yahoo.com/neo/groups/E-Theosophy/info.
 
000