¿Es Correcto Formar una Idea Positiva de
los Próximos Pasos en la Evolución Humana?
 
 
Carlos Cardoso Aveline
 
 
 
El pensamiento correcto conduce a la acción correcta
 
 
 
¿Es correcto que los estudiantes de filosofía esotérica visualicen y piensen conscientemente en un futuro saludable para la humanidad, así como para el país y la ciudad en donde viven?
 
La práctica es relativamente nueva, y fue propuesta en un libro del año 2013 y en varios artículos. [1]
 
Algunos teósofos plantearon dudas sobre la idea e hicieron dos cuestionamientos. Uno es  que esta práctica parece pertenecer al movimiento “New Age”, y todo lo que pertenece a este movimiento debería ser automáticamente considerado erróneo desde una perspectiva teosófica. El otro cuestionamiento dice que pensar positivamente sobre futuro de la humanidad sería hacer un uso incorrecto de los poderes psíquicos.
 
Vamos a tratar de examinar los dos puntos de vista, evitando repetir lo que ya fue dicho en el libro “The Fire and Light of Theosophical Literature” y en otros lugares.
 
1. La Teosofía y el Movimiento “New Age”
 
En primer lugar, uno debería investigar cuál es la  verdadera relación entre las enseñanzas clásicas de la teosofía y el concepto de “New Age”.
 
Quizás algunos teósofos experimenten un sentimiento agradable de superioridad intelectual y espiritual al pensar sobre el movimiento “New Age”.
 
“La teosofía está muy por encima de todos estos grupos”, piensan. Pero están equivocados, pues la teosofía está presente en el núcleo mismo de la “New Age”. Las enseñanzas auténticas de la filosofía esotérica constituyen la fuente y el centro de dicho movimiento. El libro “Helena Blavatsky”, de Sylvia Cranston, proporciona una gran cantidad de evidencias sobre ello. El capítulo 10 de la séptima parte del libro de Cranston demuestra que Helena Blavatsky puede ser correctamente llamada “la madre de la New Age”.
 
La expresión “New Age” coincide totalmente con el concepto de “Nuevo Ciclo”, que fue usado constantemente por HPB en sus escritos. Las enseñanzas originales de la teosofía son los principales escritos acerca del nuevo ciclo o nueva era. La fundación del movimiento teosófico en 1875 dio un nuevo impulso a la transición, que había comenzado en siglos anteriores. Aunque muchos grupos ingenuos hablan de modo superficial sobre el nacimiento de una nueva era, sería errado decir que la periferia de un círculo no tiene nada que ver con su centro, o que los aspectos externos de algo están separados de su esencia.
 
En cuanto al orgullo intelectual que algunos teósofos pueden tener, deberíamos ser capaces de examinar la manera como miramos a los otros sectores del movimiento esotérico. La franqueza y la honestidad son recomendadas por Saturno, el corregente de la nueva era de Acuario.
 
Uno debe precaverse contra la pedantería intelectual, que resulta de la combinación de la creencia ciega con la pereza mental. La pedantería no forma parte de la influencia e inspiración positivas que Saturno y Urano ejercen, abriendo camino hacia la nueva era.
 
Nadie puede estar en presencia de una sabiduría auténtica y aun así experimentar un sentimiento de superioridad intelectual o espiritual con relación a otros. El hecho de estar cerca de la sabiduría destruye el sentido de separatividad necesario para que se produzcan las ilusiones gemelas de superioridad e inferioridad.
 
La crítica impulsiva y el escepticismo automático no son más que formas disfrazadas de creencia ciega. Los escépticos son creyentes y tienen una fe ciega: ellos creen en la negatividad.
 
El orgullo, que alimenta al escepticismo, no existe en la vida de un buscador de la verdad. El que estudia arduamente durante décadas alcanza, al igual que Sócrates, la convicción de que casi no sabe nada, y por lo tanto se vuelve completamente humilde en su corazón. Se puede participar de la naturaleza y la sustancia de la sabiduría, pero no se puede poseer nada de ella.
 
2. Sobre Visualizar un Futuro Sano
 
Cuando uno mira a su alrededor, y habla con otros ciudadanos, se da cuenta de que las ideas prevalecientes acerca del futuro humano son falsas e incorrectas. Se hace un mal uso del poder del pensamiento, y este es un error que debe ser corregido.
 
En la televisión y el cine, muchas películas de ciencia ficción no son más que adaptaciones mediocres de las historias de pistoleros del lejano oeste, ahora ubicadas en el contexto cósmico de nuestra Vía Láctea y más allá.
 
En todos los países, las personas son bombardeadas día y noche con imágenes de desastres planetarios que podrían suceder en el futuro, desde cometas que llegan para destruir la Tierra en segundos, hasta un Armagedón ecológico, por no mencionar las guerras nucleares o las distopías políticas lideradas por dictadores como Mussolini o Hitler. El apocalipsis financiero es anunciado de vez en cuando. Hay varias profecías bíblicas mal comprendidas flotando en nuestra atmósfera cultural, y ellas alimentan constantemente las emociones y los pensamientos negativos.
 
Algunos de estos peligros que amenazan a la humanidad son reales. Hay que enfrentarse a ellos desde el punto de vista correcto, que consiste en tener confianza en la vida, confianza en los seres humanos y confianza en la Ley.
 
Sin embargo, hoy en día los sentimientos negativos y los pensamientos destructivos con relación al futuro humano son ampliamente aceptados como si fueran realistas. En muchos círculos científicos prevalece la obediencia a las emociones negativas. La sociedad actual tiene pensamientos depresivos respecto a su futuro. No obstante, estas ideas son fundamentalmente erróneas. Constituyen un mal sueño, y por medio del estudio de la teosofía se puede ver con facilidad que son falsas.
 
La humanidad y nuestro planeta evolucionan en paz, lo cual no excluye el hecho de que, antes o después, a todas las civilizaciones materialistas les llega su final.
 
Independientemente de las crisis que quizá tenga que enfrentar en un futuro cercano, la humanidad está avanzando y evolucionando bien. Las enseñanzas de la teosofía ponen a nuestra disposición los medios para ver y percibir este hecho fundamental. Divulgar estas enseñanzas y demostrarlas es uno de los deberes del movimiento teosófico. Los sentimientos positivos surgen del yo superior y favorecen las acciones decisivas. Además, son duraderos y realistas, y hay que ponerlos en movimiento con una fuerza cada vez más grande.
 
3. El Poder del Pensamiento
 
El hecho de que las ideas tienen un gran poder creativo es discutido y explicado en “Las Cartas de los Mahatmas” y en obras teosóficas clásicas, incluyendo “Isis Sin Velo”, uno de los libros de H.P. Blavatsky.
 
El pensamiento correcto forma parte del Noble Camino Óctuple enseñado por Buda.
 
Las formas erradas de imaginación deben ser eliminadas y reemplazadas por pensamientos verdaderos, saludables, que resultan de un sentido de responsabilidad por el futuro y de una percepción de que es natural que ocurra la victoria de la sabiduría.
 
Por eso los Aforismos del Yoga de Patanjali recomiendan:
 
“Con el objetivo de excluir de la mente cosas cuestionables, es eficaz invocar mentalmente las cosas que son opuestas a ellas”.
 
Y también:
 
“Las cosas cuestionables, independientemente de que hayan sido hechas, provocadas o aprobadas, o de que resulten de la codicia, de la ira o de la ilusión, y de que sean leves, de carácter intermedio o muy grandes, son productoras de numerosos frutos en forma de sufrimiento e ignorancia; por tanto, ‘invocar mentalmente las cosas que son opuestas a ellas’ es en todos los aspectos aconsejable”. [2]
 
4. Visualizando un Futuro Correcto
 
Visualizar, dicen los diccionarios, es “volver visible; formar una imagen mental de algo; tornar perceptible para la mente o la imaginación”.
 
Al visualizar un futuro saludable para nuestra humanidad sin tener en cuenta los acontecimientos a corto plazo, practicamos el pensamiento correcto y reemplazamos las ideas erróneas y depresivas de nuestra cultura por ideas correctas.
 
El esfuerzo por formar un núcleo de fraternidad universal, que corresponde al primer objetivo del movimiento teosófico, implica no solamente adoptar una visión correcta del futuro humano, sino también esforzarse diariamente por poner esa visión en práctica. La propia H.P. Blavatsky apoyó un ejercicio popular de visualización del futuro saludable que aguarda a nuestra humanidad. Ella escribió lo siguiente sobre la utopía optimista del futuro planteada por Edward Bellamy en su libro “Looking Backwards”:
 
“A fin de despertar el sentimiento fraterno entre las naciones, debemos ayudar en el intercambio internacional de artes y productos útiles, valiéndonos del consejo, la información y la cooperación de todos los individuos y las asociaciones (…). Consideremos una ilustración práctica. La organización de la Sociedad, según la describe Edward Bellamy en su obra magnífica ‘Looking Backwards’, representa de forma admirable la idea teosófica de lo que debería ser el primer gran paso hacia la realización completa de la hermandad universal. El estado de cosas, como él lo describe, no es perfecto; ya que el egoísmo aún existe y obra en los corazones humanos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el egoísmo y el individualismo han sido dominados por el sentimiento de solidaridad y hermandad mutuas; y el esquema de vida que describe ahí, reduce al mínimo las causas que tienden a crear y a nutrir el egoísmo.” [3]
 
En la época de HPB, la descripción que Bellamy hizo de la civilización futura basada en la fraternidad era una forma efectiva de visualizar un futuro saludable. En el siglo XXI pueden surgir nuevas formas de visualización.
 
Está documentado bibliográficamente que los estudiantes de filosofía esotérica deben tener en mente, día y noche, la meta evolutiva de la humanidad. Así lo afirma la Escalera de Oro que guía e inspira a los aspirantes al discipulado desde la creación de la Escuela Esotérica de Blavatsky en 1888. Uno de los últimos peldaños de la Escalera es “una mirada constante al ideal de progreso y perfección humanos, que la ciencia secreta (Gupta-Vidya) revela”. [4]
 
Sin embargo, ese ideal no puede ser individualista o egoísta. Para los peregrinos que recorren el camino teosófico, el objetivo legítimo es beneficiar a la humanidad.
 
El progreso humano es individual y colectivo, y pensar en el futuro de acuerdo con el plan evolutivo enseñado por la teosofía clásica proporciona una muy buena base para efectuar acciones correctas diariamente. El estudio de la doctrina secreta nos dará paz interior y una visión clara. Los que trabajan por el bien de la humanidad y de su país deben usar el poder creativo del pensamiento de manera altruista, y reemplazar las ideas autodestructivas por la visión correcta de la fraternidad universal como una Ley práctica que guía a todos los seres.
 
NOTAS:
 
[1] Véase la parte tres del libro “The Fire and Light of Theosophical Literature” (The Aquarian Theosophist, 2013, 255 pp.). Estos son algunos de los artículos disponibles en nuestros sitios web asociados que expresan la misma idea general: “Meditating on Peace in the Middle East”, “Meditation on the Awakening of Mankind”, “Meditation on the Awakening of the United States” y “The Future of Mankind is Bright”. El artículo “Humanity Is In The Making” (de S. Radhakrishnan) también debería ser considerado. Pueden encontrarse otros artículos relacionados en nuestros sitios web además de los mencionados arriba.
 
[2] De la obra “The Yoga Aphorisms of Patanjali”, de W.Q. Judge. Véase el Libro II, Aforismos 33 y 34.
 
[3] Página 44 en “La Clave de la Teosofía”, de Helena Blavatsky.
 
[4] Véase el texto “La Escalera de Oro”, de Carlos Cardoso Aveline. 
 
000
 
El artículo “Visualizando el Futuro de la Humanidad” es una traducción del inglés y ha sido hecha por Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial, del cual forma parte el autor. Título original y link: “Visualizing the Future of Mankind”. La publicación en español ocurrió el 04 de noviembre de 2019.
 
000
 
Véase el siguiente video en Facebook: Meditación Sobre el Despertar Humano”.
 
Estos son otros artículos para leer, estudiar y compartir con amigos: “Preparando el Punto Omega”, “Una Palanca para Mover el Mundo”, “La Aceleración del Renacimiento”, “Derrotando Visiones Negativas”  y “Meditación sobre el Despertar de la Humanidad”.
 
000
 
El grupo SerAtento, que funciona en portugués, ofrece un estudio regular de la teosofía clásica e intercultural enseñada por Helena Blavatsky (foto).
 
 
Aquellos que deseen unirse al e-grupo SerAtento en YahooGrupos lo pueden hacer visitando https://br.groups.yahoo.com/neo/groups/SerAtento/info .
 
Los interesados en participar de nuestro e-grupo de estudios teosóficos en lengua inglesa, E-Theosophy, deben visitar https://groups.yahoo.com/neo/groups/E-Theosophy/info.
 
000