Si el Individuo No Busca las Lecciones Que
Debe Aprender, las Lecciones lo Buscarán a Él
 
 
Carlos Cardoso Aveline
 
 
 
 
 
* Uno debe observar el silencio que rodea al sonido, y el espacio eterno en torno al mundo de los objetos.
 
* Cuando el ruido cierra su ciclo, las intuiciones sin palabras abren la puerta a la contemplación. La sabiduría emerge y una curación misteriosa tiene lugar en el silencio mental y emocional. Nuestro verdadero yo vive en la ausencia de sonido, en el espacio puro.
 
* El Camino es Uno internamente, y la sabiduría oriental acrecienta: “no hay otro camino a seguir”. Externamente, sin embargo, los caminos son tantos como los granos de arena del fondo de un océano. A cada paso adelante, un nuevo sendero se abre con cien mil posibilidades que inspiran al peregrino y desafían su discernimiento.
 
* Para ver directamente la esencia de los hechos en su contexto, uno tiene que dejar de pensar y sentir desde un punto de vista personal. Y hacer eso no es un proceso mecánico. Se trata de trascender la dinámica  del yo inferior, lo cual solo es posible cuando uno ha adquirido un conocimiento suficiente de las reacciones del yo inferior acerca de la realidad, y puede observar y controlar esas reacciones con un sentido de comprensión balanceada y un equilibrio estable.
 
* Ser llevado por el apego o el rechazo – propios del yo inferior – es lo mismo que ser falso respecto a nuestra conciencia más elevada, y el resultado es la frustración. Una visión realista de las cosas crea confianza en la vida y permite el equilibrio interior.
 
* Es útil observar las maneras en que uno pierde tiempo y energía, desde el punto de vista del yo superior. Si bien la calma y la paciencia son buenas, en la ausencia de vigilancia ellas conducen a la pereza, que allana el camino a la derrota. Una visión a largo plazo de la vida no nos autoriza a posponer nada. La puerta a la Eternidad se localiza en el Ahora.
 
* Durante el siglo XIX, un Maestro de Sabiduría dijo en una carta para un discípulo que las enseñanzas pueden ser dadas de muchos modos, incluso a través de las piedras.  La idea significa que uno debe aprender a aprender de todos los seres y de todas las cosas,  en la vida. El deber del buscador de la verdad es ir más allá de la apariencia.
 
* La sabiduría puede brillar mejor en quien no se etiqueta de espiritual,  y los que se consideran muy espirituales a menudo piensan más en ellos mismos que en un objetivo noble. La sabiduría no es una persona: es una energía que trasciende el mundo angosto del yo inferior.
 
* Tan pronto como el estudiante obtiene una comprensión razonable de las enseñanzas originales de la teosofía, empieza a encontrar la felicidad. Y esto ocurre mientras se olvida de su yo inferior al contemplar las verdades universales. El estudiante deja a un lado el mundo del egoísmo. Quiere cumplir su deber hacia su propia alma espiritual y hacia todos los seres. Es natural, para él, actuar desde una visión filosófica del mundo. A partir de este momento sus acciones y su sinceridad reforzada se vuelven especialmente incómodas – y a veces insoportables – para muchos de los que lo rodean.
 
* El mundo se desenvuelve según la ley de las mareas. En los individuos, así como en las civilizaciones, la renovación cíclica de la vida comienza cada vez que la pérdida de las energías vitales llega a su fin. El alivio gradual que sigue a ese momento da lugar a una pluralidad de señales esperanzadoras. La vida se expande de nuevo. La actitud de uno deja de ser de “resistencia a la adversidad”. La meta ya no es “comprar tiempo”. El objetivo ahora es “construir lo que es deseable”. Y no hay ninguna necesidad de prisa: lentamente, uno hace el uso más eficiente de las energías disponibles.
 
* Nada que se diga puede reemplazar a la intuición directa. Y ninguna intuición puede mantenerse de pie, a menos que sea validada – de un modo u otro – en la vida diaria de uno.
 
* La ley de la analogía puede ayudarnos a poner a prueba nuestros puntos de vista. Ninguna intuición verdadera se congela en un sistema de creencias cerrado. Los puntos de vista del peregrino solo pueden ser verdaderos mientras sean dinámicos. Sin embargo, los principios universales y los métodos de trabajo deben ser estables. Tenemos que tomar decisiones, y estas deben ser durables si queremos llegar a algún lugar.
 
* Cuando una sociedad o civilización es incapaz de renovarse a sí misma desde dentro, la Vida tendrá que renovarla desde fuera. Si un individuo no busca las Lecciones que debe aprender, entonces las Lecciones lo buscarán a él; y lo encontrarán. Lo mismo les ocurre a las asociaciones teosóficas: no hay escape a la Ley.
 
* Los grupos e individuos que pretenden saberlo todo no son sabios. Sabios son los que humildemente dan la bienvenida a nuevas lecciones, los que allanan el camino a la autorrenovación de la vida, y aquellos cuya meta a largo plazo es mejorarse a sí mismos. Debemos tratar de aprender, tanto individual como colectivamente.
 
* Cuando una comunidad entiende su dharma y ve su deber, puede percibir la esencia de la felicidad. Entonces el sentimiento del proyecto común – la coevolución a través del respeto a toda vida – se vuelve visible en la existencia diaria como una experiencia compartida. Esta es la primavera de un nuevo ciclo, sea que se desarrolle en una asociación teosófica, una ciudad, un país, o en la humanidad en conjunto.
 
* La sabiduría del universo está presente en todo lugar. Brilla en los árboles, pájaros y estrellas. Fluye en silencio, y cada individuo puede ser una fuente de tal renacimiento.
 
* El futuro de la humanidad no depende principalmente de los líderes políticos, del rumbo de la economía ni de las políticas de tal o cual superpotencia. Estos factores son secundarios. Ellos solamente reflejan y expresan realidades más importantes, como por ejemplo el nivel de ética del ciudadano promedio alrededor del globo.
 
* El grado de altruismo presente en la vida humana define la calidad y la sustancia del Karma colectivo.
 
* Las líneas del Destino no son geográficamente uniformes. Aunque cada tradición es inseparable del resto del Karma humano, el pasado y el futuro de cada nación y  cada tradición civilizatoria (la china, la japonesa, la andina, la judía, etcétera) tienen su propio carácter y sustancia específicos.
 
* La propaganda no es educación. Estar informado de los hechos no es lo mismo que tener conciencia. El cambio del Karma y la educación eficiente dependen de la intención correcta.
 
* La opinión es diferente del conocimiento, y uno no puede comprar equilibrio y sentido común en los supermercados. Los líderes políticos que no tienen altruismo u horizontes amplios son como las polillas. Por otro lado, la sabiduría silenciosa presente en los corazones humanos ilumina la vida diaria y produce paz, a lo largo de los milenios.
 
* El dolor agudo interrumpe la rutina y establece una expansión de conciencia en los niveles más concretos de la vida. Desde una perspectiva colectiva, además, a veces el Karma tiene que alcanzar un cierto “punto de ebullición” antes de trascender sus viejas formas y estructuras y elevarse a sí mismo, causando finalmente un cambio decisivo para mejor en la percepción colectiva  de la realidad.
 
* Cuando hay una sensación de “fin del camino” en una civilización o grupo humano, uno debe recordar que este es el final del camino de una percepción vieja y rutinaria de la realidad: la vida nunca deja de existir, pero cambia su forma.
 
* Los numerosos síntomas que expresan la fiebre de la aceleración Kármica en el siglo XXI son el resultado del hecho de que el Karma y la Vida están caminando por un camino estrecho, cuesta arriba, un sendero que lleva a un renacimiento de la ética – y a un horizonte más amplio.
 
* No tengas lástima de ti mismo. No te lamentes de las “circunstancias difíciles” que te rodean, ni pienses que “la vida es injusta”. Libérate de los estados mentales erróneos causados por obstáculos que consideras “sorprendentes” e “inmerecidos”. Cuando te establezcas en una paz incondicional, podrás ver la Causa Única de las varias incomodidades, y conocerás la manera de eliminar la fuente de todas ellas.
 
* No hay ningún problema en tu vida que no te ayude a desafiar tu apego a la rutina, tu búsqueda de comodidad, y tus modos específicos de reproducir aspectos poco luminosos del pasado. Pero debes aprovechar la oportunidad. Echa un vistazo honesto a los acontecimientos. Adopta una visión impersonal y oceánica en relación a cualquier tormenta en un vaso de agua que pueda ocurrir.
 
* Desde una nación hasta una familia – incluyendo las asociaciones teosóficas -, cada grupo de personas debe tener algún consenso como base, el cual surge de un conjunto de valores y de principios comunes; de una descripción compartida del mundo;  de una filosofía orientadora o un propósito colectivo. Todos estos factores producen un sentido de comunión y proporcionan a la gente una base para el diálogo y la cooperación. Sin embargo, los principios y puntos de vista que mantienen al grupo unido deben permanecer abiertos a una examinación y reexaminación honestas, en cualquier momento.
                  
* En cada país, ciudad o grupo que suprime el diálogo honesto, la hipocresía empieza pronto a ser usada como herramienta social y como arma política. Felizmente, la curación de esta enfermedad es posible. Hay tres claves para expandir la sensación de compañerismo: sinceridad, buena voluntad y una mente abierta.
 
* Nunca sabes cuánto tiempo te tomará realizar una tarea específica que sea teosófica en su contenido. Muchas acciones que parecen simples se complican gradualmente a medida que intensificas tus esfuerzos para llevarlas a cabo. En otros casos, las cosas son más fáciles que lo que se esperaba. 
 
* El Karma acumulado no es fácilmente visible. Solo puede ser visto a medida que actuamos y lo forzamos a que salga del mundo invisible.  Quizá pensamos que sabemos lo suficiente acerca de nuestro propio Karma “individual”. Sin embargo, la verdad es que el Karma de uno es como el aire y la atmósfera del interior de su hogar. Nuestra casa no está separada de nada. Ella tiene la misma atmósfera que la ciudad y el país. En última instancia, la atmósfera de nuestra casa es una con la atmósfera del planeta, la cual también cambia a medida que el tiempo pasa, y de acuerdo con la intensidad con la que los bosques y los océanos son destruidos o preservados, entre muchos otros factores.
 
* La vida es aún más interesante gracias al hecho de que cada aspecto de ella interactúa constantemente con todos los demás aspectos. Al recordar lo que hemos aprendido, debemos abrir nuestras mentes, dar lo mejor de nosotros en la existencia diaria, e interrogar constantemente a la vida respecto a sus lecciones presentes y futuras.
 
000
 
El artículo “Ideas a lo Largo del Camino – 20” es una traducción del inglés y ha sido hecha por Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial, del cual forma parte el autor. Título original y link: “Thoughts Along the Road – 20”. La  publicación en español ocurrió el 30 de noviembre de 2018.
 
000
 
El grupo SerAtento, que funciona en portugués, ofrece un estudio regular de la teosofía clásica e intercultural enseñada por Helena Blavatsky (foto).
 
 
Aquellos que deseen unirse al e-grupo SerAtento en YahooGrupos lo pueden hacer visitando https://br.groups.yahoo.com/neo/groups/SerAtento/info.
 
Los interesados en participar de nuestro e-grupo de estudios teosóficos en lengua inglesa, E-Theosophy, deben visitar https://groups.yahoo.com/neo/groups/E-Theosophy/info.
 
000