Desde el Centro de Su Alma Espiritual, el
Peregrino Ve la Unidad del Universo Todo
 
 
Carlos Cardoso Aveline
 
 
 
 
 
* La ley del Karma se expresa a sí misma a través de la ley de los ciclos.
 
* Aunque siempre es el momento adecuado para plantar buenas semillas, la germinación y la cosecha de los frutos tendrán que ocurrir a su debido tiempo y no cuando uno lo desee.
 
* Para decidir acerca de qué plantar, y cómo hacerlo, hay que tener en cuenta la temporada cíclica en que se produce la siembra, y también la situación kármica – la calidad del suelo – en que uno planta.
 
* Cuando llega la hora de cosechar, debemos actuar con calma y cuidado, porque la cosecha contiene las semillas que serán utilizadas en la próxima temporada de siembra.
 
* Es falso pensar que “todo es impermanente”. El cambio de las condiciones externas, por ejemplo, es eterno. Las leyes fundamentales de la Naturaleza son permanentes. La sucesión de los ciclos es algo infinitamente verdadero, al igual que el Océano de la Vida Universal.
 
* La frase “la voz del silencio” significa que cuando hay silencio en algún nivel de percepción, pueden oírse los sonidos sutiles y las voces de niveles superiores. Quien deja de hacer ruido se vuelve capaz de escuchar a los reinos más elevados de la Vida.
 
* Todos quieren tener una existencia estable cuyas raíces estén en un suelo permanente. Son pocos, sin embargo,  los que saben que tales raíces y fundamentos son permanentes solo cuando se sitúan en la consciencia celestial de su yo superior. El verdadero Árbol de la Vida echa raíces en el cielo infinito.
 
* La justicia absoluta es inevitable: la Ley del Karma no acepta sobornos. No la pueden propiciar los rezos, los rituales o el arrepentimiento verbal. Ningún salvador personal protegerá a nadie de las consecuencias de sus acciones. Por lo tanto, cada uno debe examinar su propio grado de lealtad a la ética y a la verdad. Las acciones buenas tienen sus consecuencias. Tarde o temprano, los pensamientos generosos fructificarán.
 
* Cuando estamos en presencia de lo divino, siempre hay paz interna, incluso si la batalla externa es intensa. Cuando un peregrino está emocionalmente incómodo, debe buscar y recuperar la presencia interior de lo sagrado. El tipo de vida correcto solo puede ser vivido como un suceso probatorio que se desarrolla mientras uno está en armonía con su propia conciencia. Y eso es lo mismo que tener paz.
 
* Es falso pensar que un teósofo no tiene nada que ver con los asuntos políticos y sociales. La teosofía debe iluminar todos los aspectos de la vida diaria, individuales y colectivos. Tiene que hacer eso desde dentro, a fin de desmantelar las ilusiones, las cuales son predominantemente externas y efímeras. La ética, la moderación y la autorresponsabilidad son tres fuentes importantes de equilibrio en todas las actividades humanas.
 
* A medida que el peregrino descubre el placer superior de contemplar la Ley universal y la armonía de las esferas, las cuestiones personales se volverán tediosas. El contraste entre los estados mentales elevados, impersonales, y el mundo inferior de la mediocridad egoísta es sumamente desagradable, cuando no peligroso. Por tanto, es necesario desarrollar la vigilancia de un guerrero para evitar las trampas creadas por el contraste entre los diferentes niveles de consciencia.
 
* Una visión impersonal de la vida no es algo que se pueda fabricar artificialmente. Tiene poco que ver con el mundo de la apariencia y las habilidades sociales, pues pertenece al yo superior. Hay un espacio intermedio en el puente que separa nuestra alma espiritual de nuestro yo inferior. En esta área de transición uno todavía tiene un yo individual, y es responsable de él, pero ya deja de estar limitado a este yo. Uno tiene acceso a un yo anónimo y universal – indescriptible, ilimitado, eterno – del que puede aprender en cualquier momento. En esta región nace la verdadera impersonalidad.
 
* La vida tiene su propio dinamismo, y no está programada para obedecer las expectativas personales de nadie.
 
* Con frecuencia los individuos que parecen inteligentes se engañan a sí mismos pensando que pueden obtener ventajas personales duraderas a través de mentiras y falsedad. Tal ilusión ocurre porque ellos están ética y espiritualmente ciegos. Ignoran la ley del karma y, como resultado, solo pueden ver las cosas a corto plazo. Puede que los primeros resultados de la deshonestidad sean agradables. Sin embargo, cuando el karma llega a madurar lo suficiente, los mentirosos ven que no tienen razón alguna para felicitarse a sí mismos por el intento de ser demasiado astutos.
 
* La renuncia y la pérdida hacen que el peregrino aprenda el desapego. El desapego lo lleva a la libertad; la libertad, a un orden más elevado de adquisiciones. Sin embargo, el sentido de responsabilidad debe estar presente cuando nos alejamos de algo. Si uno quiere distanciarse de alguna situación y reducir su karma activo respecto de ella, debe calcular los efectos de la renuncia. El distanciamiento tiene que ser éticamente correcto. Es necesario respetar siempre a los demás, estimulando en ellos un crecimiento de la vida interior.
 
* La rueda de la vida incluye los círculos kármicos de pensamientos, emociones y acciones. Las ideas y los sentimientos superiores, así como las acciones nobles, están cerca del eje de la rueda. El centro de la rueda corresponde a la Mónada, el alma espiritual, el yo superior, Atma. Por otro lado, los pensamientos y las emociones inferiores gravitan en torno a la periferia de la Rueda, que  representa el mundo físico.
 
* A medida que la mente del peregrino se eleva, la Geometría de su alma experimenta un cambio sutil y fundamental. El foco de su consciencia se aleja de los niveles externos y ruidosos de la rueda de la vida, y se acerca al centro, al eje estable del alma, que está hecho de paz. De ese centro, uno puede ver fácilmente la unidad y la bienaventuranza esencial de todas las cosas en el universo.
 
* Cuando el peregrino siente que no tiene tiempo suficiente para todo lo que quiere hacer, debe examinar el modo en que ha estado derrochando el tiempo.
 
* La búsqueda de la sabiduría no es una forma de fantasía vana. Es inútil desear cosas imposibles, dejando de lado proyectos realistas que apuntan en la dirección correcta. Para vivir una vida contemplativa, uno tiene que tener sentido común: la sabiduría universal debe ser alcanzada con los pies en la tierra. Por tanto, si alguien dispone de menos tiempo del que desea, lo mejor es preguntarse a sí mismo cómo está malgastando las horas y los días. Quizá desee demasiadas cosas, de manera confusa.
 
* Cuando el tiempo parece ser limitado, uno debe enfocar sus fuerzas en lugar de desperdiciarlas con oscilaciones inútiles. El ritmo eterno existe aquí y ahora. Si las metas de uno son válidas para los próximos 3.000 años, lo son también a corto plazo.
 
000
 
El artículo “Ideas a lo Largo del Camino – 22” es una traducción del inglés y ha sido hecha por Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial, del cual forma parte el autor. Título original y link: “Thoughts Along the Road – 22”. La publicación en español ocurrió el  07 de febrero de 2019.
 
000
 
El grupo SerAtento, que funciona en portugués, ofrece un estudio regular de la teosofía clásica e intercultural enseñada por Helena Blavatsky (foto).
 
 
Aquellos que deseen unirse al e-grupo SerAtento en YahooGrupos lo pueden hacer visitando https://br.groups.yahoo.com/neo/groups/SerAtento/info.
 
Los interesados en participar de nuestro e-grupo de estudios teosóficos en lengua inglesa, E-Theosophy, deben visitar https://groups.yahoo.com/neo/groups/E-Theosophy/info.
 
000