Defendiendo la Lucidez de los Seres Humanos
 
 
Carlos Cardoso Aveline
 
 
 
Helena P. Blavatsky (1831-1891)
 
 
 
Muchos artistas, “líderes” políticos y gente rica de la sociedad actual usan bebidas alcohólicas y drogas, y hacen intensa propaganda de tales “hábitos” como si fueran algo “muy normal” y perfectamente inofensivo.
 
Es importante, entonces, clarificar la postura de la filosofía esotérica respecto a estas formas de autodestrucción humana. Las drogas y las bebidas alcohólicas destruyen el cuerpo y el alma de los ciudadanos, al mismo tiempo que aniquilan su sentido de la realidad y su discernimiento.
 
En la Biblia judaica y cristiana, Proverbios, 23 (31-32) afirma:
 
“No mires al vino cuando rojea, cuando resplandece su color en la copa. Se entra suavemente; mas al fin como serpiente morderá, y como áspid dará dolor.”
 
En el libro “La Clave de la Teosofía”, Helena Blavatsky escribe:
 
“PREG. ¿Entonces: con respecto al uso del vino y de los alcoholes, supongo que no aconseja que la gente los beba?”
 
“TEÓS. Son peores que la carne para su crecimiento moral y espiritual, ya que el alcohol, en todas sus formas, tiene una influencia directa, marcada y muy deletérea sobre la condición psíquica del ser humano. El vino y el alcohol son sólo menos destructivos que el uso habitual de hachís [marihuana], opio y drogas similares, para el desarrollo de los poderes internos.” [1]
 
Las palabras y los hechos son claros.
 
Desde el final del siglo XX, el uso masivo de antidepresivos y otras drogas farmacéuticas que eliminan la autodeterminación de los estados mentales de los ciudadanos ha tenido efectos comparables en las almas, individualmente,  y en el proceso sociológico.
 
Teniendo en cuenta esa realidad, los ciudadanos pueden entender mejor no sólo ciertos aspectos de la “política” actual,  sino también el contenido de los grandes medios de comunicación social y la lógica de los “mercados financieros” de hoy.
 
La teosofía defiende la lucidez de los ciudadanos. Ella promueve la sabiduría natural. Ella enseña el autoconocimiento y la autorresponsabilidad, y considera un grave error ejercer violencia química en contra del funcionamiento saludable del cerebro o cambiar artificialmente los estados de conciencia de los seres humanos.
 
NOTA:
 
[1] “La Clave de la Teosofía”, Helena P. Blavatsky, p. 262. Haga clic para ver el libro en  nuestros sitios web.
 
000
 
Lea también los artículos “Despertando de las Guerras del Opio” y, en portugués, “Netuno, Um Mistério Diante de Nós”. En inglés, “Neptune, a Mystery In Front of Us”.
 
000
 
El artículo “La Teosofía, el Alcohol y las Drogas” es una traducción del original en inglés, “Theosophy, on Alcohol and Drugs”. La traducción al español es de Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial, del cual forma parte el autor. La publicación ocurrió el 21 de julio de 2018.
 
000
 
El grupo SerAtento, que funciona en portugués, ofrece un estudio regular de la teosofía clásica e intercultural enseñada por Helena Blavatsky (foto).
 
 
Aquellos que deseen unirse al e-grupo SerAtento en YahooGrupos lo pueden hacer visitando https://br.groups.yahoo.com/neo/groups/SerAtento/info.
 
Los interesados en participar de nuestro e-grupo de estudios teosóficos en lengua inglesa, E-Theosophy, deben visitar https://groups.yahoo.com/neo/groups/E-Theosophy/info.
 
000