Examina la Dirección de tus Pensamientos y
Sentimientos; Ese es el Rumbo de tu Karma
 
 
Carlos Cardoso Aveline
 
 
 
 
 
* Obtenemos fuerza moral al concentrar la mente en nuestro deber.
 
* La acción correcta es inseparable del pensamiento correcto y de la emoción honesta.
 
* “Más vale tarde que nunca”. Sí, y es todavía mejor actuar a tiempo, sin aplazamientos.
 
* En la ausencia de una voluntad fuerte, surge la confusión. Una autodisciplina calma pero firme es la clave para transformar las buenas intenciones en acción correcta.
 
* Todos saben que el verdadero templo debe construirse en el alma, y que hacerlo requiere una cierta cantidad de fuerza de voluntad.
 
* Los ciclos de la vida reflejan el Karma. Observarlos pacíficamente nos permite armonizar el flujo de la energía que va de las Causas a los Efectos.
 
* La esencia del universo guía a cada vida humana, y brilla de manera casi invisible en el centro de nuestro ser individual.
 
* Predicar en el desierto significa emitir un mantra. La tarea requiere discernimiento. Si el trabajo se hace bien, en el momento adecuado se hará visible un pequeño oasis.
 
* No debes pensar que comodidad es sinónimo de felicidad. El camino al sufrimiento está pavimentado por el apego a la satisfacción personal. La felicidad resulta de la sabiduría, en cambio, y es inseparable del discernimiento.
 
* La armonía y la alegría dependen, sobre todo, de la fortaleza de nuestra alma y de la firmeza de nuestra decisión a largo plazo de obtener la bendición interior. Los factores externos se adaptan invisiblemente a la condición de nuestra alma.
 
* El sendero hacia la sabiduría incluye crear en nuestra vida diaria hábitos físicos, emocionales y mentales que tengan la misma sustancia que la filosofía que estudiamos.
 
* La autopurificación prepara el camino para el autoconocimiento, y es inseparable del sentido de responsabilidad.
 
* La Teosofía te ayuda a ampliar tus horizontes. A través del estudio de los textos antiguos, puedes aprender de los mejores sabios de todos los tiempos.
 
* Verifica tus acciones. Asegúrate de estar avanzando en la dirección correcta. Una vez que hayas hecho esto con suficiente rigor, persiste ante cualquier dificultad, y una dicha incondicional llegará a ti.
 
* La ética de la generosidad marca la diferencia entre el cielo y el infierno.
 
* Todos los seres viven en unidad eterna. Sin embargo, es solo en el territorio del altruismo que tal unión produce la bienaventuranza.
 
* Cada ser humano es un puente o una escalera entre la Tierra y el cielo. A medida que aprende sobre la sabiduría y experimenta el cambio correspondiente, las energías celestiales de su alma se vuelven más y más influyentes.
 
* En algunos momentos la falsedad domina. Pero hay otros momentos en los que las ilusiones ya no pueden resistir su propio peso y se caen y son derrotadas. Entonces la sinceridad renace en libertad, trayendo consigo una nueva primavera de ética y de justicia.
 
* El hecho de que las civilizaciones se sigan sucediendo a lo largo de la historia debería ser suficiente para que comprendamos que son estructuras ilusorias. En filosofía esotérica, buscar la verdad significa trascender el horizonte de las civilizaciones materialistas, sociedades que, dicho sea de paso, son en varios aspectos muy poco civilizadas.
 
* La humanidad presente tendrá que dar algunos pasos decisivos hacia la ética y la fraternidad universal, antes de que todos puedan ver la verdadera dimensión de la misión que llevó a cabo Helena Blavatsky en el siglo XIX.
 
* Todos los aspectos del tiempo pertenecen a la eternidad y también al momento presente. Por lo tanto, la práctica de aprender lecciones del pasado y los esfuerzos para construir un futuro mejor son partes del Tiempo Eterno. Las Siete Eternidades se ocultan en el Ahora, así como el Ahora habita en las Siete Eternidades.
 
* Para actuar de manera efectiva, uno debe identificar el punto en el espacio y el tiempo en el que se puede provocar el cambio para mejor. La paciencia y la perseverancia, si se practican en la dirección correcta, primero construirán y luego revelarán el momento decisivo, en el lugar correcto.
 
* Las palabras duras pocas veces expresan el verdadero coraje. La moderación en las palabras a menudo se asocia con la acción decisiva: de ahí la necesidad de hablar de manera equilibrada.
 
* La humildad y la audacia son ambas necesarias. La firmeza incluye la flexibilidad y, cuando sea necesario, la flexibilidad debe ser tan firme como una roca. El silencio contiene el sonido, y el sonido, o mantra, es un leal discípulo del silencio.
 
* Una de las claves de la vida es tener un discernimiento severo de lo correcto y de lo errado, y abstenerse de toda negatividad desnecesaria. La prioridad es poner en movimiento y administrar las energías creativas que construyen un escenario saludable para la vida. Los errores deben mostrarse como tales, y uno debe actuar para corregirlos. El foco central de nuestro esfuerzo debe ser la preservación y expansión de lo más valioso;  y lo más valioso es a la vez eterno y nuevo.
 
* Una acción efectiva tiene que combinar los diferentes niveles de conciencia. Debe haber un equilibrio y una armonía entre los varios tipos de esfuerzo en las dimensiones emocional, física e intelectual de la vida. Uno debe prestar atención a todo el ciclo: del esfuerzo al descanso, y de nuevo al esfuerzo. Durante el tiempo de trabajo, el uso creativo de las energías positivas nos prepara para descansar mejor al final del día.
 
* Examina la dirección de tus pensamientos y sentimientos; ese es el rumbo de tu karma. ¿Has elegido ese camino? ¿Es lo suficientemente brillante y noble? Entonces, trata de hacer las mejoras necesarias para que tu karma progrese en la dirección que buscas conscientemente. Uno debe verificar el grado de unidad entre los diferentes eslabones en la cadena de la vida individual. Lo que uno quiere, aquello a lo que uno aspira, lo que uno piensa, siente, comprende, lo que uno hace y aquello en lo que uno persevera: todos estos factores forman una cadena, y en tal asociación de elementos diferentes la fuerza de un eslabón es la fuerza de todos.
 
* Ningún peregrino debe esperar que lo aplaudan a lo largo del sendero. La sabiduría a menudo es vista como algo sin sentido y – según las Cartas de los Mahatmas – es necesario confrontar sin temor el escarnio para poder vivir a la altura de la teosofía.[1] La práctica diaria  de la autodisciplina puede parecer insensata y necia a las otras personas y también a aquellos aspectos de uno mismo que se resisten a la sabiduría. Por lo tanto, si uno quiere seguir su corazón y avanzar a lo largo del sendero del autoconocimiento, es necesario realizar todos los días acciones que parezcan estúpidas. Porque la verdadera estupidez se disfraza frecuentemente con la apariencia de una brillante sabiduría, mientras que la acción correcta es fácilmente calificada como una ingenuidad absurda.
 
NOTA:
 
[1] “Las Cartas de los Mahatmas”, Editorial Teosófica, Barcelona, 1994, Carta  62, p. 502.
 
000
 
El artículo “Ideas a lo Largo del Camino – 10” es una traducción de “Thoughts Along the Road – 10”. La traducción al español es de Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial, del cual forma parte el autor. La  publicación ocurrió el 07 de agosto de 2018.
 
000
 
El grupo SerAtento, que funciona en portugués, ofrece un estudio regular de la teosofía clásica e intercultural enseñada por Helena Blavatsky (foto).
 
 
Aquellos que deseen unirse al e-grupo SerAtento en YahooGrupos lo pueden hacer visitando https://br.groups.yahoo.com/neo/groups/SerAtento/info.
 
Los interesados en participar de nuestro e-grupo de estudios teosóficos en lengua inglesa, E-Theosophy, deben visitar https://groups.yahoo.com/neo/groups/E-Theosophy/info.
 
000